Conoce Todos Los Beneficios De Tener Un Perro Para Los Niños ¡Te Vas A Sorprender! 

Las mascotas más que simples animales son parte fundamental en la vida del ser humano, claro para quien le gusta. Si tú eres uno de esas personas amantes a los perros y piensas regalarle uno a tu hijo. Mira aquí los beneficios de tener un perro para los niños.

Seguramente intuyes que son muchos los beneficios de llevar un perro a casa, pero aún no sabes cuales. Hoy te vamos a mencionar cuales son esos beneficios que puedes encontrar con una mascota en casa. Al conocer todas las ventajas no te vas arrepentir de buscar una adecuada mascota para tu hijo.

beneficios de tener un perro para los niños

Todos Beneficios De Tener Un Perro Para Los Niños

1.- Promueve la responsabilidad

El simple hecho de tener un perro en casa implica muchas responsabilidades aunque sean los padres quien lleva el mayor peso. De cierto modo, se fomenta el sentido de la responsabilidad en los pequeños en el cuidado de la mascota porque lo niños les gusta imitar a los padres.

Al momento de ver a los padres cuidar a la mascota, darle de comer, abañarlo y sacarlos a pasear, el pequeño niño querrá hacer lo mismo. El niño se verán como otros padres de la mascota y florecerá la necesidad de cuidar y proteger a otro ser.

2.- Aumenta la autoestima

En muchos trabajos de investigación se ha revelado que existen beneficios psicológicos al tener un pero para niños. La relación construida entre un niño y su mascota puede ser tan estrecha que el niño se sienta una persona muy querida y valorada. El cariño de un perro es de los más incondicionales.

Del mismo modo, fortalece la personalidad el cual enseña al pequeño a saber estar solo, a sentir satisfacción ante los pequeños detalles, cuidarse y respetarse a sí mismo.

3.- Favorece a tener una buena salud

Concretamente no se  atribuye directamente en la salud los beneficios de tener un perro para los niños. Sin embargo, la gran interacción perro y niño ayuda en gran forma a disminuir el estrés y la depresión.

Con el simple acto de acariciar y abrazar al perro regula la presión arterial y el ritmo cardíaco. Además, reduce las afecciones psicosomáticas caudadas por emociones fuertes como: agresividad, ansiedad, dolores de cabeza o abdominal, problemas cutáneos y alteraciones del ritmo alimenticio.

El simple hecho de tener un perro en casa aleja el sedentarismo y la obesidad infantil que es el causante principal de otras enfermedades. Al correr, saltar y jugar con perro de arriba para abajo provoca que los pequeños se encuentren en constante actividad. De este modo, se mantiene tanto el bienestar físico y emocional.

4.- Mejora las habilidades sociales

Ta como se conoce, el perro es un compañero fiel, un amigo para toda la vida. Tener en casa un perro fomenta la amistad y el  compañerismo ayudando de esta forma al niño a adaptarse a la convivencia con otros niños, personas, en especial con la familia.

Todas las habilidades sociales y de comunicación crecen en el niño, el perro es el enlace perfecto entre el mundo interior del niño y el mundo exterior. De tal modo, se hace más sencillo todo el proceso de interacción y expresión.

5.- El círculo del amor

Mantener en casa un perro les enseña a los niños acerca del amor sin condiciones y prejuicios. Al pasar un tiempo con la mascota se tornará más importante. Viene a ser más importante jugar y acariciar al perro que a otras actividades.  La intimidad creada entre el niño y el perro aporta al niño una sensación de seguridad al momento que los mayores no están, el perro es como un escudo protector.

Puedes ver también: consejos para controlar perros nerviosos