Los mejores 10 remedios caseros para calmar la tos

La tos es una afección respiratoria, y se puede presentar con mayor continuidad durante las horas de la noche, sobre todo en las madrugadas, cuando hace más frío. En esta oportunidad conoceremos algunos remedios caseros para calmar la tos, esa tos que no deja dormir o vivir tranquilas a muchas personas alrededor del mundo.

Como bien sabemos la tos ocurre cuando las bacterias, virus, polvos, polen u otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la forma en que el cuerpo se trata de escapar de estas sustancias y limpiar los pasajes.

Pero, la tos crónica puede ser un signo de alguna enfermedad seria, la gran mayoría de las personas consideran a la tos más como una molestia que como un evento de salud. Y muchas otras personas, al sentir el inicio de una tos, van directo a la farmacia a comprar cualquier medicina, lo cual es una pérdida de dinero, ya que existen una gran variedad de remedios caseros que funcionan tan bien o mejor que las combinaciones farmacéuticas.

Los siguientes son los más efectivos:

1. Un baño caliente

Cierra las ventanas, apaga cualquier tipo de ventilador y abre el agua caliente. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también puede ser tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y disminuyendo la congestión nasal. Nota: Si sufres de asma, el vapor puede poner fuera de sí la tos.

2. “Jarabe” de miel para la tos

Existen pruebas científicas de que la miel puede ser bastante efectiva para el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes ingerirla directamente o, para mejores efectos, mezclar la miel con aceite de coco y jugo de limón.

3. Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio casero de té de pimienta y miel; esto funciona debido a que la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel suele ser un alivio natural de la tos. Usa una pequeña cucharada de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y después llénala con agua hirviendo. Tápalo y déjalo remojar por 15 minutos, cuela y bebe. Nota: Para las personas que sufren de gastritis no es recomendable ingerir pimienta de ningún tipo.

4. Té de tomillo

El tomillo en Alemania es un tratamiento contra la tos, la bronquitis y las infecciones respiratorias garantizado oficialmente. Las pequeñas hojas de la hierba poseen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que disminuye la inflamación. Puedes crear un té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por 10 minutos, y después colar. Añade miel y un poco de limón para que mejore el sabor y aumenta fuerza al remedio.

5. Ingiere muchos líquidos

Beber mucho líquido, bien sea cualquiera de los tés enlistados aquí o simple agua, puede ser muy bueno para aliviar la tos. Los fluidos ayudan mucho a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo que significa que ayuda a reducir la tos.

6. Gotas para la tos

Las gotas de mentol para la tos calma la parte de atrás de la garganta, lo cual ayuda a domesticar el reflejo de la tos.

7. Chupa un limón

Este popular remedio es totalmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y luego chúpalo.

8. Mezclas comerciales de té

La gran mayoría de las tiendas de salud tienen una diversidad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

9. Jengibre

El jengibre posee muchísimas propiedades, y se ha usado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Además, posee capacidades antistamínicas y descongestionantes. Puedes realizar un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja que hierva a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y luego añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo, y si está muy picante agrégale más agua.

10. Orozuz

La raíz de regaliz o también llamada orozuz ha sido usada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas irritadas o inflamadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o también puedes dejarlo hervir por 20 minutos. Colocarlo, agregarle una cucharada de miel y un limón y beber.

10 Remedios Caseros para Eliminar la Caspa

La caspa suele ser un trastorno de la piel del cuero cabelludo. Esto sucede debido al crecimiento de hongos y bacterias en el cuero cabelludo. Este problema produce picazón junto con la excesiva formación de escamas de piel seca.

En este artículo te mostraremos algunos remedios caseros para eliminar la caspa y, puede que tomen un poco de tiempo para mostrar resultados, pero tratan eficazmente el problema por completo.

¿Cuáles son los mejores remedios caseros para combatir la caspa?

1. Listerine (versión original amarilla)

Aunque sea difícil de creer, el enjuague bucal Listerine se puede usar para el tratamiento de la caspa. El alcohol y los aceites de hierbas (timol, mentol, salicilato de metilo y eucaliptol) lo cual están presentes en el Listerine tienen un efecto antiséptico y se cree que el salicilato de metilo también posee un efecto anti-inflamatorio que pueden ser de gran ayuda.

Mezcle una parte de Listerine con dos partes de agua y rocíe dicha mezcla sobre el cabello húmedo. Deje reposar durante media hora y luego lave el cabello con agua en abundancia.

2. Aspirina

La aspirina incluye ácido acetilsalicílico, lo cual es un ingrediente de los champuses anti-caspa. Agarre dos (2) aspirinas y tritúrelas bien. Mézclela con el champú que usa normalmente para lavar su cabello. Lave su cabello con esta combinación y masajee bien el cuero cabelludo. Déjelo actuar por varios minutos y después enjuague con bastante agua.

3. Tomillo y Salvia

El tomillo y la salvia poseen propiedades antisépticas y antifúngica lo cual pueden ayudar en el tratamiento de la caspa. Tome cuatro (4) cucharadas de tomillo seco o salvia, o una combinación de las dos y colóquelas en dos (2) tazas de agua. Hierba durante 15 minutos. Posteriormente, cuele la solución deje enfriar. Utilice una parte de esta solución para masajear el cuero cabelludo. Déjelo actuar por cinco minutos y luego repita nuevamente el proceso. Nota: No lave su cabello durando unas dos o tres horas.

4. Sábila/ Aloe Vera

La sábila tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que pueden ayudar mucho en el control de la caspa. Puede colocar el gel de aloe vera o el jugo de aloe fresco sobre el cuero cabelludo durante varios minutos antes de tomar una ducha. Enjuague el cabello con un champú suave. Repita este procedimiento a diario hasta que su problema de caspa se encuentre bajo control.

5. Semillas de fenogreco/ Alhova

Las semillas de fenogreco poseen propiedades antifonales y calmantes que pueden ser de gran ayuda para el control de la caspa. Remoje varias semillas de fenogreco en agua durante toda la noche y por la mañana se tritura hasta obtener una pasta fina. Aplique esta pasta en todo el cuero cabelludo y deje que actúe durante unas horas. Por último, enjuague el cabello con un champú suave. Repita este proceso dos veces a la semana en caso de caspa severa.

6. Bicarbonato de sodio

Moje primero el cabello y luego frote un poco de bicarbonato de sodio en el cuero cabelludo. Déjelo allí por 15 minutos y luego lave el cabello sólo con agua; no use champú. Con el uso constante de bicarbonato, el cuero cabelludo pronto empezará la producción de aceites naturales. De esta forma el cuero cabelludo no tendrá escamas secas.

7. Limón

El limón posee ácidos que pueden vencer a los hongos que causan la caspa. Tome el jugo fresco de un limón y utilícelo para dar masajes a su cuero cabelludo. Déjelo actuar durante unos minutos y después lave el cabello con champú, seguido de un acondicionador. Repita este remedio a diario hasta que desaparezca su caspa.

8. Aceite de Oliva

Si su problema se debe a la sequedad del cuero cabelludo, puede usar este aceite, el cual es un hidratante excelente. Basta con calentar un poco de aceite de oliva hasta que esté un poco tibio. Posteriormente, utilícelo para masajear el cuero cabelludo y luego envuelva una tolla alrededor de su cabeza durante 30 minutos. Finalmente cepille muy bien su cabello para aflojar las escamas de piel y luego lave su cabello con su champú regular.

9. Vinagre Blanco

El vinagre blanco suele ser uno de los mejores elementos para el control de la caspa. Tome una parte de vinagre y mezcle con tres partes de agua. Use dicha mezcla luego de lavarse el cabello con champú y luego enjuáguese con agua. Inclusive, puede colocar vinagre directamente sobre el cabello y luego envolverlo con una toalla y dejar toda la noche. Por la mañana, lave el cabello con su champú regular.

10. Aceite esencial de árbol de té

Este aceite es un antiséptico natural bastante fuerte y por lo tanto se puede usar para tratar la caspa. Agregue unas gotas de aceite de árbol de té a su champú regular y luego úselo para lavarse el cabello.

Consejo: Si alguno de estos tratamientos soluciona su problema, recuerde mantener todos los utensilios de cabello limpios para así prevenir posteriores apariciones de caspa.